Exfoliante de crema y azúcar

Exfoliante de crema y azúcar

Además de hacer que tu rostro se sienta limpio y renovado, un buen exfoliante facial puede prevenir los brotes de acné y exfoliar la piel seca. La próxima vez que te dispongas a hacerte un tratamiento facial, trata de hacer un exfoliante casero: te ahorrarás algo de dinero y con un poco de práctica, puedes intercambiar algunos ingredientes y crear un exfoliante único que se adapte a tus preferencias.
Lávate el rostro completamente. Salpícate un poco de agua tibia en el rostro y usa un paño suave y limpio para frotarlo suavemente. También puedes usar un poco de jabón facial; lo que prefieras o sea mejor para tu piel.

exfoliante-instituto-tecnico

Coloca más o menos una cucharadita de crema limpiadora en la palma de tu mano. Puede ser cualquiera que tengas a la mano; solo asegúrate de que tenga textura cremosa.

Vierte 2 cucharaditas de azúcar sobre la crema limpiadora. Con las dos manos, mezcla la crema limpiadora y el azúcar juntas para crear una pasta arenosa.

  • Usa azúcar de grano fino, en lugar de azúcar gruesa o azúcar morena. Los granos más grandes pueden hacerte rasguños en el rostro.
  • Si quieres hacer más exfoliante para después, mezcla la crema limpiadora y el azúcar en un tazón. Agrega la cantidad correcta de ambos ingredientes para crear una textura arenosa. Coloca la mezcla en un frasco con tapa y guárdalo en el estante del baño para la próxima vez.

Aplícate la mezcla en el rostro con movimientos circulares. Presta mucha atención a los laterales de la nariz y las líneas pequeñas o lugares secos. Ten cuidado alrededor de los ojos.

Moja un paño con agua tibia. Inclínate sobre el lavabo y empieza a eliminar el exfoliante del rostro; moja el paño de nuevo según sea necesario.

Termina salpicándote el rostro con agua fría. Esto cierra los poros y refresca el rostro. Sécate con una toalla suave.

Abrir chat
1
¡Habla con nosotros!
Hola 👋